¿ES NATURAL?

La electroestimulacion no puede considerarse como una tecnica dopante.

Se trata de una técnica perfectamente segura y que sirve únicamente como complemento al entrenamiento voluntario. Esta técnica es capaz de inducir incrementos musculares (o facilitar la recuperación) como resultado de una actividad muscular de intensidad elevada, muy alejada de una técnica exclusivamente pasiva que no requiera motivación y una seria implicación por parte del deportista.
Ninguna instancia ni federación deportiva nacional o internacional, entre ellas el Comité Olímpico Internacional, considera la utilización de la electroestimulación como práctica dopante ni prohíbe el uso de dicha técnica.

Los motivos que fundamentan esta posicion son numerosos:

1.NINGÚN EFECTO NOCIVO PARA LA SALUD

Nunca se ha detectado ningún efecto nocivo para la salud, ni a corto, medio o largo plazo, ni incluso en los casos de aquellas personas que requeridos por ciertas situaciones médicas, utilizan esta técnica de manera cotidiana durante muchos años.

2.EL EFECTO ES NATURAL

La electricidad no posee ninguna propiedad que permita desarrollar «artificialmente» ninguna cualidad del sistema neuromuscular. El efecto es natural.

3.LAS CONTRACCIONES MUSCULARES SON COMPARABLES A LAS DEL ENTRENAMIENTO    VOLUNTARIO

Los incrementos musculares generados por la electroestimulación tan solo son consecuencia del trabajo (es decir, las contracciones) que realiza el músculo, en respuesta a la estimulación de su nervio motor. Para que las contracciones musculares electroinducidas resulten eficaces deben, necesariamente, ser potentes; Gilles Cometti, del Centre d’Expertise de la Performance de la Universidad de Dijon, estima que es necesaria una tensión equivalente al menos al 60% de la fuerza máxima en el caso de los deportistas entrenados para que se produzca un aumento muscular, lo cual requiere ciertamente una abnegación comparable a la de numerosas sesiones de entrenamiento voluntario.

4.SABIDURIA MUSCULAR: LOS MUSCULOS QUE RECIBEN ESTIMULOS EXCESIVOS POR    MEDIO DE ELECTROESTIMULACION ACABAN POR EXTENUARSE Y DEJAN DE    CONTRAERSE.

Existe un fenómeno de saturación que los anglosajones denominan «muscle wisdom» (sabiduría muscular) que provoca que los músculos que reciben estímulos excesivos (durante demasiado tiempo o con demasiada frecuencia) mediante electroestimulación, se agotan y acaban por no contraerse más como respuesta a la estimulación. Esto elimina pues el recurso a las exposiciones de larga duración, puesto que resultan totalmente ineficaces.

5.TECNICA COMPLEMENTARIA Y NO SUSTITUTIVA DEL ENTRENAMIENTO VOLUNTARIO

La electroestimulación es una técnica complementaria no sustitutiva del entrenamiento voluntario. De hecho, el rendimiento deportivo resulta de la suma de ejercicio cardiovascular, muscular y técnica. La electroestimulación es aplicable sobre el ejercicio muscular. Las historias de atletas que mejoran su rendimiento después de sustituir sus sesiones de rendimiento voluntarias en favor de sesiones de electroestimulación no son más que un mito que carece de sentido.

6.LOS PROGRAMAS DE RECUPERACION NO SON SUSCEPTIBLES DE MEJORAR EL    RENDIMIENTO MUSCULAR

Otra de las indicaciones de la electroestimulación neuromuscular es su utilización para favorecer la recuperación tras un esfuerzo. Esto se consigue mediante programas específicos de recuperación activa que no requieren la misma abnegación que los programas de tipo «musculación». Los efectos son vasculares (aumento del flujo sanguíneo), antidolor (liberación de endorfinas) y descontracturante, y se obtienen mediante una leve actividad muscular que no es susceptible de mejorar el rendimiento muscular, incluso si las sesiones se repiten de manera excesiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *