¿QUÉ CORTINAS ELEGIR?

Para espacios pequeños…

Para habitaciones pequeñas lo mejor es vestir las ventanas con estores o visillos y elegir telas claras o semitransparentes. Además, si queremos que la habitación parezca más grande, elegiremos un tono igual al de la pared, y ganaremos sensación de espacio.

¿Lisas o estampadas?

Las cortinas estampadas son para las grandes estancias, siempre que el estampado guarde proporción con el espacio (el dibujo debe apreciarse correctamente). Las cortinas lisas son ideales para estancias pequeñas porque no sobrecargan la vista.

Suaviza la entrada de sol

En habitaciones con mucha entrada de luz natural, lo mejor es elegir cortinas tupidas, visillos dobles o sobrecortinas. También podriamos decantarnos por estores enrollables de tela screen o de filtro solar.

Para habitaciones con poca luz

La solución para la falta de luz son las cortinas en color blanco que aumenta la claridad o en tonos amarillos, que crea el «efecto de luz solar». Y que estén confeccionadas con tela de visillo: vaporosas muselinas, voiles, organzas… 

Acierta con la paleta de color

El tono de la pared, las telas de la tapicería, cojines, etc. te marcarán la gama de colores predominante y el tono idóneo para las cortinas. Si dudas y no sabes que escoger, elige siempre colores neutros: Es un acierto seguro.

¡TRUCO!

Si quieres «agrandar» visualmente una ventana, pon una barra de cortina que haga unos 30cm más por cada lado y utiliza tela suficiente para cubrir ese espacio, cuando las cortinas estén abiertas.

¡Parecerá que tu ventana es 60cm más ancha!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *