¿TE CUESTA LLEVAR UN ESTILO DE VIDA SALUDABLE?

Si todavía no has conseguido recuperarte de las Navidades y los excesos que conllevan, te proponemos volver a la rutina más motivad@ que nunca a llevar un estilo de vida saludable y a comer sano.

Una dieta saludable no tiene porqué ser aburrida o dificil de preparar.

1 – A LA HORA DE LA COMPRA:

Compra solo alimentos saludables.
Huye de las comidas preparadas o precocinadas, porque suelen llevar conservantes e ingredientes añadidos que no nos aportan nada bueno al organismo y nos van a alejar de nuestro objetivo. Compra los ingredientes «limpios» y preparalos tú. (Ej. Tomate frito).

Lee las etiquetas nutricionales de los productos envasados:

  • Ingredientes: aparecen en el orden según la cantidad que contiene el producto de mayor a menor.Por ejemplo: Tableta de Chocolate. Si el primer ingrediente que aparece es cacao, significa que está compuesto en su mayor medida por cacao, si el primer ingrediente es Azúcar… ¡Sálvate tú!
  • Leer la tabla nutricional:
    • Calorías: generalmente, 40 calorías es bajo contenido calórico, 100 es moderado y 400 es alto.
    • Grasas: no debe superar 30% de las calorías totales.
    • Sodio (sal): menos de 200mg de sodio cada 100 gramos.
    • Azúcares: Debería ser menor al 5% de las calorías totales.
    • Fibra: Recomiendan que contengan más de 5%, o ingerir 40gr diarios.

2 – PREPARACIÓN

No tiene porqué ser complicado o aburrido preparar comida saludable. ¡Te damos algunas ideas!

  • Utiliza recipientes 100% herméticos de calidad. Que cierren bien, que sean apilables, que conserven bien los alimentos y no alteren sus propiedades. Esto te permitirá preparar la comida con antelación y conservarla hasta su consumo.
  • Optimiza el tiempo de cocción. Puedes poner verduras y pollo a hervir en una olla a presión, y obtener: un caldo, hacer una crema con las verduras y desmenuzar el pollo en una ensalada.
  • Si tu excusa es la falta de tiempo. Puedes cocinar alimentos al microondas. Con los estuches de silicona, podrás cocinar al vapor de forma saludable y rápida.
  • Si tu excusa es la monotonía… Puedes combinar frutas, verduras, frutos secos/cereales y leche o bebidas vegetales para hacer batidos saludables con una batidora de vaso, e incluso si congelas la fruta previamente, ¡conseguirás la textura de helado!

3 – ¡A COMER!

  • Utiliza platos pequeñospara no excederte en las cantidades.
  • Prepara el plato bonito para que entre por la vista.
  • Tómate tu tiempo, come despacio y saborea cada porción. Eso te hará ser consciente de todo lo que estás comiendo.

4 – LA ACTIVIDAD FÍSICA

Es importante realizar ejercicio físico para poder conseguir nuestros objetivos y sentirnos mejor.

  • Si trabajas sentado durante 8 horas, intenta levantarte al menos cada hora. A beber agua, a ir al lavabo, a hablar con un compañero… etc.
  • Elige siempre las escaleras antes que el ascensor.
  • Camina como mínimo 30 min al día.
  • Después del trabajo ayuda, tanto física como mentalmente, hacer actividad física. Ir al gimnasio, salir a correr correr, hacer yoga en casa, etc. Desconectas la mente de las obligaciones y tu cuerpo te lo agradecerá.
  • Una pulsera de actividad te puede ayudar a motivarte en tus objetivos, te dice cuantos pasos has hecho, cuantas calorías has quemado, etc.

5 – RESULTADOS

Medir los resultados será fundamental para saber si estamos haciendo bien las cosas.

  • Mídete y anota todas tus medidas. Mídete una vez por semana para ver los progresos y anota todos los cambios. (si estamos haciendo ejercicio, el peso no es del todo fiable, porque el músculo pesa.)
  • Pésate. Pero utiliza una báscula inteligente que además te diga el indice de masa muscular, la cantidad de agua, la cantidad de grasa… Así aunque el peso no cambie, puedes ver si cambian los otros parámetros. (No es lo mismo pesar 60Kg y tener un 30% de grasa, que pesar 60Kg y tener un 15% de grasa.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *